Dodge News

Todas las noticias entorno a la marca Dodge

  • Acceso

  • Archivo Mensual

  • Archivo Diario

  • Acompañan a Dodge News

    Opción Técnica Historia TC FanDodge
  • Eres el Visitante Nº

    besucherzählercontador de visitas
  • Dodge News en tu mail

    Hace click acá para recibir todas las noticias en tu mail.
  • Suscripción para tu lector de Feed

    Hace click acá para suscribirte mediante tu lector de Feed favorito.
  • Suscriptos

  • On Line

    website stats
  • Malvinas en la memoria

    Malvinas
  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 22 seguidores

  • Suscribirse

  • Ponga su aviso aquí!

    Quiere ver su empresa o servicio en este blog? Envíenos un mail a DodgeNews@gmail.com y forme parte de Dodge News.
  • Categorías

  • Posts Más Vistos

  • El Tiempo en Buenos Aires

    El tiempo en Buenos Aires
  • Nos visitan desde

    free counters

Nota a Nelson Oñatibia, actual piloto de TC pista oriundo 3 Arroyos

Posted by C.A.A. en 24 mayo 2007

La carrera de Paraná marcó un hecho histórico en los 70 años de vida del TC, como fue haber competido por primera vez sin acompañantes.

Quedó solo. Nelson Oñatibia muestra el lugar vaco que dejó Martn Colantonio tras la medida adoptada por la ActcLa trágica muerte de Guillermo Castellanos en la competencia de Comodoro Rivadavia aceleró la decisión de “bajar” a los acompañantes, tanto en el TC como en el TC Pista y el TC Mouras. Es por eso que habrá un antes y un después de la competencia de Paraná, en la cual el tresarroyense Nelson Oñatibia fue uno de los protagonistas.

Sin dudas que la determinación era necesaria, “fue una medida de seguridad perfecta porque se reduce el riesgo al cincuenta por ciento. Y teniendo en cuenta las medidas de seguridad que se van a ir agregando como la implementación de pontones, de correr al piloto más al centro del habitáculo, se terminará por disminuir los riesgos. Pero quizás la forma no fue la más adecuada, muchos de esos acompañantes tenían una importante participación en cada auto, tanto económica, mecánica o afectiva; esto pudo haber sido un golpe importante para él y para el piloto, que hasta pudo haber visto peligrar su presupuesto”, reconoció Oñatibia.

El piloto de Dodge admite también que hoy en día la participación del copiloto no era la misma “a la del TC de la ruta, donde tenía una importante participación; en estos últimos tiempos el acompañante te podía parcializar algún tiempo, avisarte de alguna bandera o accidente. Pero también hay que recordar que esto se complementa desde boxes a través de la radio, y al termino de clasificar, por ejemplo, la Actc te nutre de una información detallada de cada vuelta y parciales…”.

Pero más allá de todo esto, la sensación de estar solo en el habitáculo debe haber sido distinta. Mirar para la derecha y no encontrar ninguna figura debe haber generado hasta alguna sensación extraña. “Antes tenías alguien a tu derecha que más allá de que te ayudara en algo o no, era alguien con quien compartías el auto. No era sólo un casco; además del ser humano había una butaca, los cinturones… eso en cierta medida te quitaba visibilidad. Ahora hay que acostumbrarse; todo pasa a depender de vos, te la tenés que arreglar solo y por eso hay que estar con los cinco sentidos bien despiertos”.

Más allá de todo esto, los autos comenzarán a ser más competitivos; el rendimiento va a mejorar porque “el auto está más liviano. Se va a frenar distinto y se va a acelerar más rápido. Este cambio fue sorpresivo y mucho no se pudo trabajar, pero igualmente se bajaron los tiempos porque se ganó tanto en velocidad de curva como en frenado y aceleración. Estoy seguro que a medida que se trabaje se van a mejorar aún más los rendimientos”.

Con esta innovación, Oñatibia no sufrirá alteraciones desde lo operativo o lo económico. Su acompañante era “Martín Colantonio, quien ante todo es un amigo. Por eso es que fue a la carrera de Paraná y todo seguirá igual hasta que podamos seguir compitiendo…”.

El piloto local abre un panorama de interrogación al respecto porque “está complicado todo, y estoy un poco cansado. En estos días voy a llevar el auto al taller de Popovich (su chasista) en Mar del Plata para hacerle algunas cosas en el tren trasero porque no estaba funcionando bien. Vamos a tener una importante charla porque hay varias cosas por mejorar para encontrar un equilibrio, dado que con lo hecho el auto está más manejable de adelante pero de atrás es un desastre. Después de terminar esto queremos ir a probar antes de la carrera de 9 de Julio para ver los resultados”.

El mayor problema de Oñatibia está dado “en no poder clasificar bien. No nos sale la vuelta rápida. Siempre largamos atrás y es un problema porque los autos están parejos y se complica avanzar; nuestro ritmo de carrera es bueno, vamos para adelante. Si logramos clasificar entre los 15 primeros la historia puede ser distinta. Por suerte estamos trabajando con un grupo de persona que es muy capaz, pero nos falta probar; tenemos que concretar algún ensayo importante para poder mejorar el rendimiento del auto porque hasta ahora esto lo hacemos los fines de semana de carrera y no es lo ideal. Confío en Popovich y Pincho Castellano, tienen autos que están andando bien como el de Angelini y Jonatan Castellano y conocen el ambiente”.

Oñatibia no se pone plazos para seguir, pero… “La idea cuando comenzó el año era hacer la temporada completa; ahora estoy un poco cansado porque los resultados no se han dado, la categoría está más complicada desde todo punto de vista y es necesario dedicarle mucho más tiempo, pero nosotros no vivimos de esto… Y si encima le agregamos que los costos son mayores y el presupuesto es imposible completar con las publicidades, no sabemos cuánto tiempo más seguiremos”.

El futuro de Nelson Oñatibia en el TC Pista no tiene vencimiento, pero no es difícil suponer un cambio en el corto plazo; el mismo que él fue viviendo con el correr de los años desde aquel 1995 cuando debutó en el TC donde todo era distinto. La máquina se preparaba en Tres Arroyos, los asados entre semana reforzaban el espíritu deportivo, los autos tenían otra fisonomía y se hablaba de un automovilismo menos profesional.

Hoy todo ha cambiado, si al TC hasta los acompañantes le han sacado…

Fuente: La Voz del Pueblo On-Line

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: